En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

domingo, 30 de agosto de 2009

Carta al P. Cornelio en su primer aniversario como párroco de la Merced

Estimado Cornelio

Párroco de la Merced


Hace un año atrás cuando llegaba a Chile, a pasar un mes de vacaciones antes de proseguir mis estudios en Roma, asumias el servicio de párroco en la Merced. Debo decir que esto significó una gran alegría para mí, por el cariño que le tengo a esa comunidad parroquial, de la cual me siento deudor en muchas cosas, por ser hijo de esa comunidad, y haber crecido ministerialmente ahí, como diacono y sacerdote.

Y después por saber que eras precisamente tú el que “jubilando de su jubilación”, acepto el desafio de asumir ese servicio pastoral, con mucho júbilo. (valga la rebundancia).


Recuerdo que la primera vez que te conocí fue precisamente en mi ordenación sacerdotal, y después poco a poco y con mucha humildad te fuiste integrando en nuestra familia sacerdotal de Valdivia, ocupando un espacio importante para todos, no sólo por tus conocimientos y sabiduria que colocaste al servicio de tus hermanos sacerdotes y del pueblo fiel de Valdivia, sino por tu carácter sencillo y cordial de entablar las relaciones humanas con las personas.


Tu origen holandés, tan especial, me recuerda al querido padre Dirk, mi guía, amigo y modelo espiritual y sacerdotal.

Creo que Dios ha querido, que seas la persona indicada para este tiempo “centenario” de nuestra querida parroquia, de la querida familia mercedaria, probada tan fuertemente en estos últimos años, pero que se ha mantenido, no sin dificultades, en el camino del Señor Jesús.

Un gran abrazo, y un saludo a todos los amigos y amigas de la Merced, en este nuevo aniversario

Carlos M. Martínez V.

Sacerdote

Valencia, 24 de agosto de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario