En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

viernes, 25 de septiembre de 2009

El sectarismo y el escándalo alejan la Palabra de la gente


Lecturas domingo 27 de octubre: Números 11, 25-29; Sal 19,8.10.12-13.14; Sant 5, 1-6; Mc 9, 38-43.45.47-48.

El evangelio de este domingo lo podemos dividir en dos partes, primero en la reacción de los discípulos frente a un hombre que libera a los endemoniados, en nombre de Jesús, pero que no los sigue a ellos, y después sobre el escándalo en la fe de los pequeños.

"Este hombre no viene con nosotros", es la justificación de Juan para pedirle a Jesús que le prohiba seguir actuando. Es la tentación del creernos poseedores de la verdad, y de la cerrazón en nuestros propios grupos, movimientos o iglesias, Jesús enseña a sus discípulos que todo áquel que hace el bien a los demás, está con él, porque Jesús está a favor de la humanidad, de su salvación, de liberarla de todo lo que la oprime. No veamos como adversarios a aquellos que trabajan por el bien y la dignidad de las personas, y por la paz en el mundo, más bien debemos trabajar unidos, aportando desde nuestra fe. El Señor no nos quiere sectarios y cerrados a los demás.

La segunda parte habla del escándalo que se provoca a los pequeños, que aquí tiene relación, no sólo a los niños, sino a los discípulos que tienen fe en Jesús ("estos pequeños que creen en mí"); el término "escándalo", aquí no es entendido como ahora, es decir, un acontecimiento que causa revuelo público, sino el peligro interno que corre la persona que se le escandaliza, el daño que se le provoca, o sea, es aún más fuerte y doloroso. Escándalo es tropiezo, trampa en el camino de salvación de una persona. Es cerrarle el paso a la Vida, al Reino de Dios. En este sentido los últimos escándalos (en el sentido actual de la palabra), que se han producido dentro de la Iglesia Católica, los podemos ver desde estas palabras de Jesús, el daño que se produce a las personas, especialmente a los pequeños, a quienes comienzan a caminar en la vida y en su fe. Jesús utiliza un lenguaje durísimo: "más vale que le coloquen una piedra al cuello y lo echen al mar".

Esperamos en Dios que en la Iglesia, aprendamos humildemente, a pedir perdón, a que no somos los dueños de la verdad y a seguir caminando y aportando a la humanidad, a ser constructores de una sociedad más justa, fraterna y solidaria, de la mano y al estilo de Jesús.

3 comentarios:

Salvador Pérez Alayón dijo...

La vida es el bien supremo que nuestro PADRE DIOS nos ha regalado, para que tengamos la oportunidad de ser sus hijos e, injertados en JESÚS, alcancemos la plenitud.
La vida es una cosecha que necesita muchos cuidados y mimos. Es la puerta que nos lleva a tener la oportunidad de ser hijos de DIOS. Por ella podemos ganar el gozo de la plenitud eterna en presencia del PADRE, y por eso se hace necesario defenderla.
En la medida que lo hagamos, los frutos no tardarán en florecer.
Desde el 23 de septiembre al 1 de noviembre estamos celebrando la campaña 40 días por la vida (http://40dporlavida.blogspot.com/

Se hace necesario arar, abonar, cultivar, regar y ofrecer este trabajo al mundo, para que el mundo sepa que la vida es lo más preciado que el ser humano tiene.
Necesitamos que participes, lo divulgues, publiques, compartas, envíe mensajes, invites a tus amigos y personas implicadas que defiendan la vida. Sin agobios ni angustias, cada uno como pueda. Un sólo mensaje, un solo granito de arena será muy importante para que la cosecha pueda ser generosa y floreciente

pablo dijo...

Es una invitación al positivismo, a resaltar lo hermoso de la cración que el Señor puso a nuestra disposición, el don preciado de la vida, la naturaleza que nos rodea, los alimentos que recibimos,.nosotros debemos aportar y seguir a Jesus quien nos invita a seguir su Reinado de Amor y caridad, ser instrumentos de su paz.

pablo dijo...

Oremos por el Padre Cornelio, por su salud, en los próximos días se sometera a una operación, Padre Cornelio, Parroco de nuestra Parroquia, Nuestra Señora de la Merced, Valdivia , Chile, quien nos ha demostrado en este año que lleva a cargo de esta Parroquia, su entrega y amor por toda la Comunidad.

Publicar un comentario