En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Tomar la cruz y seguirlo


Lecturas: Is 50,5-9; Sal 114,1-6.8-9; Sant 2, 14-18; Mc 8, 27-35.

El evangelio de Marcos de este domingo se nos presenta en tres partes: Una sección de preguntas de parte de Jesús, que culminan con la profesión de fe de Pedro; Una segunda en que Jesús anuncia por primera vez en este evangelio la Pasión que sufrirá, que no es entendida por los discípulos, y donde Pedro reprende a Jesús, el que a su vez le dice a Pedro: Satanás, es decir, adversario, el que se opone al plan de Dios; y finalmente Jesús llamando a la gente, junto con sus discípulos les enseña que, reconocerlo a Él como Mesías, significa seguirlo tomando la cruz de cada día. "Pues el que quiera salvar su vida la perderá, pero el que pierda su vida, por mí y el evangelio, la salvará".

Y nosotros...¿quién decimos que es Jesús?. ¿Cuál sería mí respuesta?. Muchas veces nos hacemos nuestras propias imágenes de Dios y de Jesús. Tal vez un Dios Todopoderoso, pero lejano que nada tiene que ver con nosotros; o quizás un Dios bonachón, que perdona todo, pero sin exigencias; o un Dios de día domingo, pero que no tiene nada que decir en la vida de la semana, en lo social, en lo económico o en lo político; o un Dios de "milagros", que me cumple lo que le pido, sino, ya no creo más en él, o es porque no he sido bueno. En fin, visiones diversas, muchas veces reducidas de Dios.

Nosotros creemos en el Dios de Jesucristo, que nos anuncia en el evangelio, que es buena noticia, un Dios que es Padre, que nos entrega a su hijo, para enseñarnos el camino de la felicidad, que encontramos en el mismo Jesús, que es Camino, Verdad y Vida, un camino que nos invita a vivir la caridad en todo momento, en nuestras buenas obras como dice el apóstol Santiago, un camino que pasa muchas veces por el sufrimiento y por la cruz, pero que por sobre todo nos regala la esperanza de la resurrección.

Sí, Señor Jesús, Tú eres el Mesías, el Maestro, que nos enseña el camino de la Caridad en la Verdad, quiero seguirte asumiendo mi cruz de cada día y sirviendo a los demás, con alegría.

Feliz Domingo

No hay comentarios:

Publicar un comentario