En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

sábado, 22 de enero de 2011

De Hombres y de Dioses



La película "De dioses y hombres” de Xavier Beauvois, que recientemente ha sido galardonada con el Grand Prix de honor, el segundo más alto premio del Festival de Cannes, narra la historia de siete monjes cistercienses martirizados en 1996 en las montañas de Argelia por un grupo de islamistas. Beauvois presenta a la comunidad de monjes sumidos en una vida contemplativa y al servicio de los más pobres en las montañas de Atlas (Argelia), con quienes establecen profundos vínculos de amistad y viven en relativa paz y armonía a pesar de profesar credos distintos. Pero todo se tuerce a partir del conflicto entre el gobierno local y pequeños grupos extremistas que terminarán por martirizar hasta la muerte a la pequeña comunidad de monjes.

Que la sangre de estos mártires católicos nos sigan indicando que el camino de la paz, se construye desde el amor. Que el cristianismo tiene mucho que aportar al mundo de hoy, y que la fraternidad verdadera entre los seres humanos es posible, sin importar raza, religión o sexo. Es una invitación al perdón y a la reconciliación entre los pueblos, y de que el odio se vence a fuerza de bien. También hoy muchos hermanos cristianos (de diferentes iglesias), sufren por los fundamentalistas musulmanes (no todos lo son). Que de una vez por todas se logre la paz y el entendimiento. Oremos siempre por aquellos que nos odian y nos hacen el mal.

Esperamos poder ver pronto esta película en los cines de América Latina y el Caribe.

1 comentario:

Carolina dijo...

Padre, me quedo con la frase que escribió "el camino de la paz, se construye desde el amor"... Qué importante es que todos aprendamos a vivir así, basta de derramar sangre de inocentes por lo que creemos, si somos hermanos, y Dios nos ha creado para vivir en el amor....

Publicar un comentario