En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Esten prevenidos


Evangelio según San Marcos 13,33-37.

Tengan cuidado y estén prevenidos, porque no saben cuándo llegará el momento. Será como un hombre que se va de viaje, deja su casa al cuidado de sus servidores, asigna a cada uno su tarea, y recomienda al portero que permanezca en vela. Estén prevenidos, entonces, porque no saben cuándo llegará el dueño de casa, si al atardecer, a medianoche, al canto del gallo o por la mañana. No sea que llegue de improviso y los encuentre dormidos. Y esto que les digo a ustedes, lo digo a todos: ¡Estén prevenidos!".
________________________________________________________________________

Comienza este domingo el tiempo de Adviento, es decir el tiempo de espera al nacimiento de Jesús. Es un tiempo para profundizar nuestra vida espiritual, en vista al misterio de la encarnación del Hijo de Dios.


El evangelio de Marcos que escucharemos en las Misas y Liturgias de este fin de semana, es una invitación de Jesús a estar alertas y prevenidos, a la vigilancia constante. Parte diciendo: “tengan cuidado”, es una invitación al creyente a estar atento y al discernimiento de todas las cosas, a una actitud espiritual frente a los acontecimientos de la vida, de observar todo con los ojos del Señor, a la atención constante del corazón y de la mente.


El estar prevenidos, que se repite en tres ocasiones en el texto dominical, es el comportamiento típico de la vida cristiana, pero especialmente en este tiempo de adviento. El estar despiertos y vigilantes es una actitud permanente del cristiano. Estar despiertos dice Jesús, porque nadie sabe cuando es el momento final de nuestras vidas, y por eso debemos vivir, no con angustia, sino que con esperanza a la venida de Dios a nuestra vida. Es estar despiertos para saber reconocer la presencia de Jesús en cada cosa de la vida.


Esta invitación del Señor que hace a sus discípulos, tiene un carácter universal, afirmado en el mismo texto del evangelio. “esto que les digo a ustedes, lo digo a todos”. Es por lo tanto una llamada universal a estar prevenidos. Que el inicio de este adviento, sea de preparación espiritual a la Navidad, que corramos no detrás de ofertas, sino que corramos hacia Jesús que quiere nacer en medio nuestro, pobre y sencillo en un pesebre de Belén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario