En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

jueves, 5 de enero de 2012

Dios se manifiesta


Evangelio según San Mateo 2,1-12.
cuando nació Jesús, en Belén de Judea, bajo el reinado de Herodes, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Porque vimos su estrella en Oriente y hemos venido a adorarlo". Al enterarse, el rey Herodes quedó desconcertado y con él toda Jerusalén. Entonces reunió a todos los sumos sacerdotes y a los escribas del pueblo, para preguntarles en qué lugar debía nacer el Mesías. "En Belén de Judea, le respondieron, porque así está escrito por el Profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, ciertamente no eres la menor entre las principales ciudades de Judá, porque de ti surgirá un jefe que será el Pastor de mi pueblo, Israel".

Herodes mandó llamar secretamente a los magos y después de averiguar con precisión la fecha en que había aparecido la estrella, los envió a Belén, diciéndoles: "Vayan e infórmense cuidadosamente acerca del niño, y cuando lo hayan encontrado, avísenme para que yo también vaya a rendirle homenaje". Después de oír al rey, ellos partieron. La estrella que habían visto en Oriente los precedía, hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño. Cuando vieron la estrella se llenaron de alegría, y al entrar en la casa, encontraron al niño con María, su madre, y postrándose, le rindieron homenaje. Luego, abriendo sus cofres, le ofrecieron dones: oro, incienso y mirra.

Y como recibieron en sueños la advertencia de no regresar al palacio de Herodes, volvieron a su tierra por otro camino.
_____________________________________________________________________

Este domingo la Iglesia celebra la Solemnidad de la Epifanía del Señor, conocida como la “pascua de los negros” (debería ser navidad), o fiesta de los reyes magos, se relata en el texto de Mateo la visita de estos sabios de oriente, que guiados por una estrella llegan a Belén para adorar al niño. En muchos países se acostumbra regalar en este día (el 6 de enero que es la fecha, trasladada al domingo) y no en navidad.

La presencia de estos sabios de oriente inquietan a Herodes, por ese tiempo rey de Judea y a toda Jerusalén. El rey ilegitimo se ve amenazado por un niño, ve en él un rival, un peligro para su poder y con engaños busca que los magos obtengan mayor información sobre el recién nacido, para terminar con él. Ellos advertidos en sueños no volverán donde Herodes.

Epifanía significa: manifestación. Hoy celebramos por lo tanto, la manifestación del Hijo de Dios a todos los pueblos, representados en los reyes magos que vienen de lejos, en ellos se universaliza el gozoso anuncio del nacimiento de Jesús, ya no son solamente los pastores judíos que estaban cerca de Belén, sino que ahora desde lejos han llegado para adorar al Salvador.

Nosotros al celebrar la Epifanía del Señor nos sentimos cercanos a las figuras de estos hombres de oriente, ya que también nosotros adoramos a Jesucristo nuestro Señor desde latitudes tan lejanas a su tierra. También nosotros convertidos cada día más debemos asombrarnos ante la frágil presencia del Dios niño, que en su debilidad nos viene a mostrar su fuerza, y que no caigamos en la desesperación de Herodes que se vio amenazado en su poder por la presencia de Jesús. Buen domingo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario