En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

viernes, 24 de febrero de 2012

Conversión al Reino de Jesús


Evangelio según San Marcos 1,12-15.

En seguida el Espíritu lo llevó al desierto, donde estuvo cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivía entre las fieras, y los ángeles lo servían.

Después que Juan fue arrestado, Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo: "El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia".
_______________________________________________________________________

El miércoles recién pasado comenzó el tiempo de cuaresma, cuarenta días de preparación para la semana santa. La tradición de la Iglesia enseña que se deben cultivar tres actitudes en este tiempo: la oración, la penitencia y la fraternidad, expresada ésta última en nuestro país con la campaña de cuaresma de fraternidad, que año a año se realiza en nuestras parroquias.

Es así como este domingo celebramos el primer domingo de cuaresma. El texto del evangelio de Marcos propuesto para nuestra reflexión es un breve pasaje al inicio de la predicación de Jesús (Mc 1, 12-15). Es el relato de las tentaciones, pero sin los pormenores que aparecen en Mateo y en Lucas, simplemente se dice que fue tentado por Satanás por cuarenta días. Es interesante que es el Espíritu de Dios el que lleva a Jesús al desierto, es impulsado por el Espíritu a entrar en la dinámica espiritual del desierto. Dinámica del desierto que significa encontrarse con uno mismo, con Dios, pero también con el mal. Es significativo que el evangelista diga que estaba entre fieras y ángeles que lo servían, dos imágenes que muestran el contraste entre el peligro del mal y la de colocar la confianza en Dios.

Sólo después de esta experiencia de desierto, Jesús puede empezar la predicación de su buena noticia. La primera palabra de Jesús, no es la invitación a la conversión, sino el anunciar la Gracia de Dios, el Reinado de Dios que se hace presente: “el tiempo se ha cumplido, el Reino de Dios está cerca”. Es un reino que sigue estando vigente hoy, su acción se prolonga en el tiempo, y porque el Reino de Dios está, entonces debemos convertirnos creyendo en la Buena Noticia, que no es otra que reconocer a Jesús, como nuestro Señor y Salvador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario