En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

jueves, 17 de mayo de 2012

Anunciar el Evangelio de Jesús



Evangelio según san Marcos (16,15-20)


En aquel tiempo, se apareció Jesús a los Once y les dijo: «ld al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice se salvará; el que se resista a creer será condenado. A los que crean, les acompañarán estos signos: echarán demonios en m¡ nombre, hablarán lenguas nuevas, cogerán serpientes en sus manos y, si beben un veneno mortal, no les hará daño. Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.»


Después de hablarles, el Señor Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha de Dios. Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban.

________________________________________________________________


Este domingo celebramos el domingo de la Ascensión del Señor Jesús. El evangelio propuesto para nuestra meditación, nos relata el momento en que Jesús, estando con los apóstoles subió a los cielos. No significa que los deje solos, sino que al ascender donde el Padre, su presencia será de una manera distinta.

El texto está enmarcado en el envio misionero de sus discípulos: “vayan y anuncien la buena noticia a toda la creación”. Misión que se concreta en el bautizo para aquellos que crean en su Palabra. Esta es la misión de la Iglesia hasta el día de hoy, especialmente en este tiempo en que nuestra Iglesia diocesana de Valdivia está preparándose para dar el inicio a la Misión Ambiental y a la Misión joven, que se desarrolla en todo el país. Es el mismo Jesús que nos vuelve a enviar a quienes nos decimos sus discípulos, a testimoniar con nuestra vida y palabra la buena noticia de Dios.

El evangelio dice que muchos signos y prodigios acompañarán el mensaje de sus discípulos. Es Jesús que no deja sola a su Iglesia, sino que la acompaña y alienta con la presencia del Espíritu Santo, y que cada cristiano, como discípulo misionero debe sentir efectivamente en su vida y en su misión. Es el mismo Espíritu el que suscitará los dones y carismas, que posibilitarán los signos que abrirán las puertas y los corazones para que muchos más abracen la fe, como en las primeras comunidades cristianas.

Este domingo la Iglesia celebra también la jornada mundial de las comunicaciones sociales, que es un momento de agradecer a Dios, por “el regalo de todos los recursos técnicos que facilitan, intensifican y enriquecen la comunicación entre los hombres" (Juan Pablo II).

No hay comentarios:

Publicar un comentario