En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

viernes, 22 de enero de 2016

Lucas, el evangelista de la misericordia









Evangelio según San Lucas 1,1-4.4,14-21.
Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros,
tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra.
Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado,
a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido.
Jesús volvió a Galilea con el poder el Espíritu y su fama se extendió en toda la región.
Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.
Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura.
Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito:
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos
y proclamar un año de gracia del Señor.
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él.
Entonces comenzó a decirles: "Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír".

----------------------------------------------------
 

En este año de la misericordia al que nos ha convocado el Papa Francisco a toda la Iglesia, queremos volver a presentar el rostro de Dios, que es la Misericordia misma. Rostro de Dios misericordioso que se nos presenta y ofrece en Jesucristo, Señor de la Vida y de la Historia.

Coincidentemente el año litúrgico (llamado Ciclo C), irá en los domingos del tiempo ordinario (exceptuando los tiempos de Cuaresma-Pascua y otras fiestas), presentando el evangelio según san Lucas, que corresponde al Ciclo C. Este evangelio es llamado el evangelio de la misericordia y de los pobres. Entre los textos más conocidos –y que sólo aparecen en él- están la parábola del Buen samaritano, la del hijo pródigo, de Zaqueo (aquel pecador que se convierte al encontrarse con Jesús), los peregrinos de Emaús, etc.

Este domingo se lee el inicio del evangelio con la presentación y la intención que tiene Lucas al escribirle a Teófilo, quien es el destinatario primero del evangelio, y acto seguido (saltándose algunos capítulos), la liturgia no relata el episodio de Jesús entrando en la sinagoga de su pueblo Nazaret, donde lee el rollo del profeta Isaías que anuncia  que el Espíritu del Señor está sobre él y que ha venido a anunciar la buena nueva a los pobres. La misericordia significa “tener el corazón con los pobres” como lo hizo Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario