En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

viernes, 6 de mayo de 2016

Ya no basta con rezar




En 1972 se estrenó una pelicula chilena llamada “Ya no basta con rezar” y que ha trascendido por sobre todo por un afiche que mostraba a un sacerdote a punto de lanzar una piedra. La pelicula tenia como telón de fondo las movilizaciones sociales de fines de los años sesenta. Sin embargo, el fondo de la historia tiene que ver con la postura que los católicos tomamos frente a lo que sucede en el mundo y en nuestra sociedad.  Hoy la liturgia nos recuerda la solemnidad de la Ascensión al Cielo de Jesús, y se podría pensar que la fe nos debe hacer mirar al “Cielo”, olvidando la contingencia social y política.

En el texto de los Hechos de los Apóstoles (1,1-11), que se lee como primera lectura, dice que ellos se quedaron “mirando el cielo”, y unos personajes (ángeles?), les dijeron: “¿ por qué siguen mirando el Cielo?”. Jesús les pide que anuncien la conversión  de los pecados, que no tengan miedo porque serán revestidos de la fuerza del Espíritu Santo. Ellos –nos dice Lucas (24,53)- volvieron a Jerusalén con gran alegría. Volver a la ciudad significa, volver y hacer presencia y testimonio del Resucitado.

La fiesta de la Ascensión ¿nos invita a seguir rezando?, claro que sí, y mucho más, pero no para abstraernos de la realidad, para resignarnos ante la violencia, la corrupción y la mentira, sino para tomar fuerza para seguir trabajando por un mundo mejor. Por eso nos importa lo que sucede en nuestro sur de Chile: en la Araucanía y en Chiloé. Para que de una vez por todas se dialogue y no se reprima las demandas de un pueblo cada vez más cansado y decepcionado, pero que resucita en su organización y en su lucha. Que el Señor fortalezca la esperanza de su pueblo.

1 comentario:

Eduardo Felipe Salinas Polanco dijo...

Que interesante, se imagina si el padre Hurtado, Don Juan Bosco, Sor Teresa de Calcuta, Padre Leon Deon, por ejemplo se hubieran conformado solo con rezar, orar. No, ellos demostraron que el cristiano debe aprender a defender sus deberes y derechos, a anunciar y denunciar....etc. Que pobre seria nuestra vida, nuestra creencia, si nos conformamos con aceptar injusticias, con silenciar nuestros derechos de ciudadanos, nuestros derechos a vivir libres como Dios nos creo. Un gran abrazo fraterno! Cecilia Polanco N.

Publicar un comentario