En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

jueves, 2 de junio de 2016

Jesús se conmueve



La Iglesia está celebrando durante este año un tiempo especial: un año Jubilar, es decir un tiempo de gozo, de alegría, y que está enfocado a la Misericordia. La misericordia es más que una característica esencial de Dios, podríamos decir que es la definición de Dios, del Dios cristiano.

El Dios bíblico, en un progreso pedagogico se va revelando como Dios Amor: Creador y Liberador, que acompaña a su Pueblo en todas sus vicisitudes, y a pesar de sus debilidades e infidelidades, Dios es siempre fiel y misericordioso.

¿Qué significa la Misericordia?. La palabra latina: “misericordia” quier decir, “tener el corazón con los pobres”, “sentir afecto por los que sufren”. La misericordia denota la actitud de quien trasciende el egoísmo y el egocentrismo y tiene su corazón para los demás, en especial quienes sufren miserias.

En Jesús la misericordia, no sólo encuentra su máxima expresión, sino que se hace carne. “Tanto amó Dios al mundo, que envió a su Hijo al mundo para darnos la Vida eterna”. El texto del evangelio de Lucas (7, 11-17), que escucharemos este domingo, nos muestra en la resurrección del hijo de la viuda, que el amor compasivo de Jesús, no sólo es afectivo, sino que también es efectivo. Denotan las entrañas de misericordia del Señor, quien se conmueve ante el sufrimiento de una mujer que ha perdido a su único hijo.


Que el mismo Señor nos regale a nosotros el Don de poder descubrir y conmovernos ante el sufrimiento de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario