En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

miércoles, 26 de enero de 2011

Felices por seguir a Jesús




Sof 2,3.3,12-13; Sal 146,7.8-9.10; 1Cor 1,26-31; Mateo 5,1-12

Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.
Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

"Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.
Felices los afligidos, porque serán consolados.
Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.
Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.
Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.
Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.
Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.
Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron.
_______________________________________________________________________

Este domingo la liturgia nos presenta unos de los textos más conocidos del evangelio: las Bienaventuranzas, al inicio del así llamado Sermón de la montaña, considerado como el corazón del Evangelio. Cada una de las bienaventuranzas es digna de ser analizada y meditada por separado, y se necesita leerlas y releerlas una y otra vez, no sólo para entenderlas, sino también para que su mensaje más profundo vaya calando en nuestro ser, como el rocío de la mañana en la tierra.

Es ciertamente un mensaje de esperanza para todos, especialmente para quienes sufren, y también para los que trabajan por los demás. Notemos que de la segunda a la cuarta bienaventuranza, existe una situación más bien pasiva: los afligidos, los mansos, los que tienen hambre y sed de justicia, y que por lo tanto esperan la consolación, la tierra, la justicia; Las tres siguientes bienaventuranzas son situaciones de acción: los misericordiosos, los de corazón limpio, los que trabajan por la paz. Todos ellos tienen una promesa de Jesús a futuro: obtendrán algo en relación a lo que padecen o en relación a lo que hacen.

La primera y la octava bienaventuranza, al comienzo y al final están dirigidas, a
los de espíritu de pobre y a los perseguidos por la justicia, son bendecidos al presente, y en las dos ocasiones con la pertenencia al Reino de los Cielos.

Hasta ahi las llamadas "ocho bienaventuranzas" de Jesús, hasta ahí se ha hablado en tercera persona, hasta ahí podríamos ser nosotros, como podrían ser otros. Pero después, Jesús da un cambio fuerte de lenguaje: "Felices ustedes...(vosotros)", un cambio a segunda persona, se dirige a sus discípulos y a las personas que están junto a él en ese momento, sin duda. Pero también el evangelista Mateo, quiere hacer presente en su narracción a sus lectores (¡nosotros!), que sufrían insultos y persecucciones por ser cristianos, con estas palabras de Jesús.

¿Y nosotros?...¿somos perseguidos por ser cristianos?...tal vez en principio no, pero cuando defendemos la Vida, contra el aborto, por ejemplo o cuando defendemos la justicia, especialmente en favor de los pobres y los que son postergados en una sociedad muchas veces egoísta y desigual, la cosa cambia. Que seamos siempre testigos valientes del evangelio.

------------------------------------------------------------------------------------------------------

NUEVA SECCIÓN DE VIDEOS


Hemos añadido a nuestro Blog, una sección con videos de Tierra Santa, con noticias e información proporcionada por la Custodia de Tierra Santa de los Franciscanos. Esperamos sea de su agrado y de conocimiento de la Tierra de la Biblia y de Jesús.

Muchas bendiciones.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias Padre Carlos, por darnos la posibilidad de entender mejor los evangelios, y ahora por agregar esta nueva sección de videos, muchas gracias.
Pablo

Publicar un comentario