En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

miércoles, 19 de enero de 2011

Conversión y Seguimiento


Is 8,23.9,1-3; Sal 27,1.4.13-14; 1Cor 1,10-13.17; Mt 4,12-23.

Cuando Jesús se enteró de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea. Y, dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, a orillas del lago, en los confines de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo que había sido anunciado por el profeta Isaías:

¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, país de la Transjordania, Galilea de las naciones!. El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en las oscuras regiones de la muerte, se levantó una luz.


A partir de ese momento, Jesús comenzó a proclamar: "Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca".


Mientras caminaba a orillas del mar de Galilea, Jesús vio a dos hermanos: a Simón, llamado Pedro, y a su hermano Andrés, que echaban las redes al mar porque eran pescadores. Entonces les dijo: "Síganme, y yo los haré pescadores de hombres". Inmediatamente, ellos dejaron las redes y lo siguieron.
Continuando su camino, vio a otros dos hermanos: a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca con Zebedeo, su padre, arreglando las redes; y Jesús los llamó. Inmediatamente, ellos dejaron la barca y a su padre, y lo siguieron. Jesús recorría toda la Galilea, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias de la gente.
______________________________________________________________________

El evangelio de este domingo parte todavía con una referencia sobre Juan Bautista, a propósito de su arresto, por parte de Herodes. Al enterarse de este noticia Jesús deja Nazaret, esto quiere decir deja su vida oculta y se dirige hacia Cafarnaúm, ciudad junto al mar de Galilea, que será su centro misionero. Es una apertura para que el mensaje sea anunciado a todas las naciones, desde la Galilea a todo el mundo, desde las tierras de Zabulón y Neftalí, como lo había anunciado el profeta Isaías, aquellas tribus que habían sido las primeras en ser deportadas en tiempos del exilio, ahora son las favorecidas con el comienzo de la predicación y el anuncio del reino del mismo Hijo de Dios. Según la profecía el pueblo estaba en tinieblas y en medio de esta oscuridad de muerte se levanta una gran luz, y ésta no es otra que Jesucristo, la luz del mundo.


Es aquí, que según el evangelista Mateo (a quien seguimos en este año litúrgico), que se inicia la misión de Jesús. “desde entonces”, es decir desde que llega a Cafarnaúm después del arresto de Juan Bautista, comienza la proclamación del Reino de los cielos, un ministerio que lo llevará hasta Jerusalén donde entregará su vida por fidelidad al mensaje del Reino.


“Conviértanse, porque el reino de los cielos está cerca”, esta frase resume en Mateo, todo el anuncio del evangelio y de fe que trae Jesús. Es significativo el verbo inicial en imperativo, que nos indica la urgencia y la importancia de esta conversión en el ser discípulo misionero del creyente. Esta conversión es imprecindible para aquellos que seguimos a Jesús, también en nuestros días.


Por eso seguidamente a esta invitación en general a la conversión, aparece el relato del llamado a los primeros cuatro discípulos: Pedro y Andrés, y los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan. Todos al escuchar la voz del Señor, dejan sus redes, es decir todo lo que estaban haciendo para seguir a Jesús, su respuesta es inmediata y radical, apuestan todo por el Maestro.


Pidamos con insistencia al Señor que siga llamando a muchos hermanos y hermanas a servir en su Iglesia y al mundo, especialmente en la vida sacerdotal y consagrada, para que a todos llegue el mensaje de Jesús.


1 comentario:

Juan José Olivetto Fagni dijo...

Me alegra encontrarme con este blog... ojalá todos podamos luchar y dejarnos llevar por la gracia del Señor para lograr la conversión a Él. Les ofrezco my blog para compartirles parte de mi vida y de mi vivencia:
http://alasombradesusalas.blogspot.com
Bendiciones!!! y que María los cubra proteja con su manto!

Publicar un comentario