En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

sábado, 20 de agosto de 2011

Tú eres Pedro


Evangelio según San Mateo 16,13-20.

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas".

"Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo".

Entonces ordenó severamente a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.
_________________________________________________________________________

El evangelio de este domingo nos coloca en el centro del evangelio de Mateo (Mt 16, 13-20). Jesús y sus discípulos caminan de Galilea a la Jerusalén, y a mitad de camino el Señor les pregunta sobre que opina la gente sobre él. Tras escuchar este sondeo, la pregunta se hace más directa: ustedes, ¿quién dicen que soy yo?. También hoy Jesús nos interpela a nosotros y nos pregunta qué decimos nosotros de Él. La respuesta rápida de Pedro, que se adelanta a sus compañeros para responder que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Tal vez nosotros hoy podemos responder juntamente con Pedro de que creemos que Jesús es el Mesías y el Hijo de Dios, nuestro Maestro. Sin embargo debemos también preguntarnos en qué medida realmente lo hacemos maestro que guía nuestra vida, y qué significa en lo concreto del día a día el saber que Jesús es el Hijo de Dios. Pedro respondió en su momento y nosotros hoy, ¿qué le respondemos al Señor?, ¿quién decimos que es para nosotros?.

Tras la respuesta de Pedro, Jesús lo bendice y así como el apóstol lo reconoce como Señor, el Señor también le da su identidad al apóstol-pescador: “Tú eres Pedro (piedra), y sobre ésta piedra edificaré mi Iglesia”. Este diálogo coloca por sobre todo, el primado de Jesús en su Iglesia, pero en la cual Pedro y a través de él sus sucesores, se convierten en una piedra importantísima en la estructuración histórica de la Iglesia. La figura de Pedro, y del Papa en como agente de comunión en la fe común de los creyentes de la Iglesia Católica, es vital ya que por medio de él, permanece la fe de que el poder de la muerte no prevalecerá sobre ella. Además y como dice el texto bíblico, se le dará el poder de atar y desatar aquí en la tierra.

Nuestra fe en Jesús, hijo de Dios, en comunión con el sucesor de Pedro nos motiven a seguir nuestro caminar eclesial, en especial en estos días que se ha realizado la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, junto al Papa Benedicto XVI, y en la Misión Continental en la que estamos empeñados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario