En este Blog encontrará reflexiones sobre la Palabra de Dios, a partir de los textos del evangelio de la Liturgia Dominical. Además de comentarios sobre la Iglesia y sus testigos. Quiere ser una ayuda en el seguimiento de Jesús en la Iglesia desde el sur del mundo.

jueves, 12 de julio de 2012

El Señor nos envia




Evangelio según San Marcos 6,7-13.

Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros.
Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero;
que fueran calzados con sandalias, y que no tuvieran dos túnicas.
Les dijo: "Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir.
Si no los reciben en un lugar y la gente no los escucha, al salir de allí, sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos".
Entonces fueron a predicar, exhortando a la conversión;
expulsaron a muchos demonios y curaron a numerosos enfermos, ungiéndolos con óleo.
________________________________________________________________________

Desde la última Asamblea de obispos de América latina y el caribe, el año 2007 en Aparecida (Brasil), en la Iglesia se viene hablando y ejecutando el tema de la misión, expresada ésta como misión continental y en específico en nuestra diócesis, como misión territorial primero y como misión ambiental este año.

Nos podemos preguntar: ¿cuál es el afán de la Iglesia por este tema de la misión?, ¿a qué viene esta novedad?. A decir verdad, no es un afán nuevo de la Iglesia, sino que es un elemento constitutivo de ella misma. La Iglesia es portadora del mensaje de Jesús que debe anunciarlo a todo el mundo. La Iglesia no vive para sí misma, sino como instrumento y signo de Reino de Dios en medio de la humanidad, y por eso el objetivo desde Aparecida es llegar a un estado de misión permanente en la Iglesia.

En el evangelio que se escuchará en la liturgia de este domingo (Mc 6,7-13), Jesús envía a sus doce apóstoles a predicar la palabra de Dios, con el poder de expulsar los espíritus impuros, sanando enfermos y exhortando a la conversión. Ojalá todos los cristianos nos sintamos enviados a esta misión que el mismo Cristo encomendó a su Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario